Alcaraz - Riopar - Nacimiento del Río Mundo - Molinicos - Elche de la Sierra

Dadas las características de sus abruptos paisajes es una Ruta especialmente indicada para los amantes de la Naturaleza y los deportes de aventura, así mismo lo es también para los amantes del buen comer y beber para los deseosos de admirar las alcaraz02reliquias de la arquitectura más antigua.

La ruta tiene su origen en la ciudad de Alcaraz, que fue una sede importante de la industria textil en el siglo XVI. La ciudad, rodeada por las montañas de su sierra, conserva una gran riqueza histórica y artística como lo atestiguan los restos de su castillo y su Plaza Mayor. Una fecha indicada para realizar la visita a la ciudad es el día 8 de septiembre cuando se celebra la romería de la Virgen de Cortes en la que los romeros llegan andando, algunos incluso descalzos, al Santuario de dicha Virgen.

Siguiendo la ruta por la N-322 y a 10 Km hallamos Riolid, famosa por sus balnearios. De merecida visita es el estrecho denominado del Hornacino, en el que el río se encajona en un profundo barranco y a través del cual se llega al pueblo de El Salobre. Esta localidad se encuentra en un valle entre los ríos Salobre y Ojuelo que le dan una fértil vega. El Salobre es un lugar idóneo para realizar excursiones en plena naturaleza y para que los pescadores deportivos demuestren sus habilidades.

Siguiendo la carretera y una vez cruzado el puerto de las Crucetas, situado a los pies del precioso Pico de la Atalaya de 1452 m., llegamos a la villa de Riópar. Pasear por las antiguas calles de esta villa medieval es una de las actividades a realizar. A continuación se pueden realizar excursiones por los parajes de alrededor destacando el Nacimiento del Río Mundo, el Calar del Mundo, y un sinfín de preciosos parajes.

Nacimiento del Rio Mundo (Los Chorros). Situado a unos 8 km. de Riópar dentro del Parque Natural de los Calares del Mundo y de la Sima. Se halla ubicado en un valle de retroceso o fondo de saco, en el que la cabecera la forma un amplio semicírculo rocoso de altas paredes verticales en las que se abre la Cueva de los Chorros desde la que el Río Mundo se precipita en una caída de más de 80 m formando una de las cascadas más espectaculares y bellas de España, donde el agua, a continuación va descendiendo por pequeñas y cristalinas pozas conectadas por diminutas cascadas formando lo que los lugareños llaman “Las Calderetas”. Desde el punto de vista espeleológico, la Cueva de los Chorros es una de las cavidades más notables de nuestro país. Esta gran cueva tiene una boca de unos 15 m de anchura por 25 m de altura y sigue siendo un desafío puesto que, aunque ya se han recorrido y tipografiado más de 30 km, no se ha explorado en su totalidad el laberinto de galerías que presentan una gran complejidad, por donde circulan ríos subterráneos que a su vez forman estalactitas, estalagmitas, cascadas e incluso lagos.

En época de lluvias y nieve la aportación de agua a la cueva puede llegar a multiplicarse por mil y, en ocasiones, se produce “El Reventón”, fenómeno que aún se estudia, y que supone un brusco aumento del caudal de salida formando un espectáculo, en verdad, insólito y único.

Los practicantes de la espeleología tienen en la Cueva de los Chorros más de 24 km de galerías por las que circula el agua filtrada desde el Calar del Mundo, y que son las causantes de que en invierno se produzca el famoso Reventón de la Cueva. Los alrededores de Riópar son también un inmejorable lugar para la práctica de la bicicleta de montaña y para el senderismo.

De vuelta a Riópar cogeremos la carretera CM-412 para dirigirnos a Elche de la Sierra, realizando paradas en los pueblos de Mesones y más adelante en Molinicos, en los que podremos deleitar la vista admirando los preciosos paisajes. Una vez en Elche de la Sierra podemos visitar su conjunto histórico- artístico así como realizar las rutas descritas anteriormente.

Casas

casagrande2

casamediana2

casapequena2